Bathory

“A finales del siglo XVI la Condesa Erzebet Bathory fue responsable de la muerte de más de seiscientas muchachas jóvenes. La descripción de los métodos de torturar y matar que empleaba es rigurosamente exacta, aunque algunos elementos fantásticos estén presentes en este relato y los que le siguen. No obstante, en ésta como en cualquier otra historia, el terror real supera con mucho a la ficción.” «La condesa Báthory» Alberto Insúa

Bathory

“Como entra de repente la inquietud, como se propaga el fuego, como se arranca uno las ropas, así se apoderaba súbitamente de Erzsébet la sed de sangre.” (La Condesa Sangrienta) Valentine Penrose

Bathory

Bathory

Bathory

Bathory

“Utilizar esa sangre, que fluía llevándose el alma, para firmar, alrededor del círculo mágico, con el nombre de los demonios menores, alimentarlos con esa divina substancia violada, hasta que resoplaran, gimieran y aparecieran en forma de perro negro, ése era el mal absoluto, el pecado imperdonable a cuyo lado los crímenes eróticos de Gilles de Rais no contaban gran cosa.” (La Condesa Sangrienta) Valentine Penrose

Bathory

Bathory

“Erzsébet fascinaba. Y la fascinación de una belleza tan joven y turbadora nunca cansa. La forma peculiar de bajar los párpados de oscuras pestañas, de inclinar sobre la gran gola tiesa el óvalo de la mejilla; y el contorno de aquella boca, ese contorno que el tiempo casi ha borrado en su retrato… Cuando aparecía, seducía e inspiraba temor.” (La Condesa Sangrienta) Valentine Penrose 

Bathory

“Se tiene una vaga noción de que Saturno es sombrío y austero; Marte, belicoso; Venus, dulce. En el siglo XVI, Erzsébet Báthory y otros muchos seguían viviendo en ese torbellino primitivo y prohibido. Pues esto es precisamente lo que recibe el nombre de caos, ese abismo lleno de tinieblas y de luces abortadas, de retumbos de truenos y de esbozos del primer sonido. Ahí es donde gira Satanás, el primer descendiente de la gran virgen Lilith. Las tinieblas eran antes que la luz y el infierno antes que el cielo. Y para que el hombre comprenda, también le es menester asomarse a este abismo y mirar.” (La Condesa Sangrienta) Valentine Penrose

Bathory

Modelos: Merche González y Fernando Palo
Foto: Simón Planes
Anuncios